Springe direkt zu Inhalt

Del concepto a la descripción del curso

Al redactar la descripción del curso para el catálogo de cursos, debe pensar en los factores y requisitos, fijar objetivos y desarrollar una idea aproximada del contenido y los temas. Si dispone de flexibilidad a la hora de elegir el formato, considere la mejor manera de alcanzar sus objetivos al tiempo que mantiene a sus estudiantes comprometidos con una serie de materiales y actividades.

 

  • ¿En qué módulo se impartirá el curso? ¿A quién va dirigido? ¿Procederán las y los participantes de la misma titulación? ¿Qué conocimientos puede esperar o exigir? ¿Qué información sobre el estudiantado le falta?
  • ¿Cuáles son los objetivos? Al final del semestre, ¿qué se debe saber? ¿Qué habilidades deben haber adquirido? ¿Cuáles son los intereses de aprendizaje del estudiantado? ¿Pretende ampliar las competencias de género y diversidad del estudiantado? En caso afirmativo, ¿van a cultivar habilidades especializadas, metodológicas, sociales y/o de autocompetencia?
  • ¿Cuál es el tema del curso? ¿Qué ejemplo, caso o tema puede utilizar como motivo recurrente para su contenido? ¿Puede establecer vínculos con temas y cuestiones sociales, políticas, técnicas o médicas de actualidad? ¿Hay temas en los medios de comunicación que pueda debatir? ¿Qué papel desempeñan el género y la diversidad en su asignatura?
  • ¿Qué formato tendrá el curso?

La descripción del curso debe ir acompañada de un título significativo y atractivo. Es aconsejable exponer claramente los objetivos y los conocimientos previos que se esperan, junto con las opciones para adquirirlos. Enumerar una pequeña muestra de las lecturas también puede ayudar a orientar al estudiantado. Sea abierto sobre cuándo y cómo se abordarán el género y la diversidad.